SINPELOS.MX
Sin pelos en la lengua

SECUESTRAN INSPECTORES DE ALCOHOLES A EMPLEADO DE FRUTERIA

DURANTE VARIAS HORAS ENRIQUE FUE PRIVADO DE SU LIBERTAD. LO RETUVIERON DE MADRUGADA EN UN TERRENO BANDÍO DE PRADOS DE SANTA ROSA

0 5,451

La madrugada del 25 de mayo Enrique, volvía a su casa después de trabajar todo el día acomodando frutas y verduras en Apodaca Nuevo León. Él, conducía una motocicleta propiedad de la Frutería Ramirez, la cual utiliza para llevar a domicilio pedidos de sus clientes y surtir algunos artículos del negocio.

Al circular por un predio baldío de la zona Prados de Santa Rosa, fue interceptado por dos patrullas de la policía de Apodaca, la 1382 y la 1298 los cuales le realizaron una inspección de rutina.

“Él se paró, no tenía nada que ocultar. Los policías revisaron su papelería y la documentación de la moto. Todo estaba en regla”, cuenta Renata Sánchez, gerente de la Frutería.

“Iba a dar la 1 de la mañana… Él nos llamó de inmediato… Lo tenían en un terreno baldío. Le dijimos que nos pasara de inmediato los números de las patrullas… Era un dato importante que ocupábamos…”, recuerda la empleada.

“Recuerdo que él tenía mucho miedo, es un chavo bueno. Que ya iba a su casa a descansar”, señaló Sánchez.

Esa noche, los policías informaron que en la motocicleta había un 24 de cerveza, motivo suficiente para que fueran llamados hasta ese remoto lugar inspectores de Comercio y Alcoholes del Municipio.

“Kike traía un 24 de cerveza, La patrona se lo había regalado porque iba a tener un convivio en su casa al día siguiente…”, recuerda.

“ ¡Cómo cuidó esa cerveza…! no quería que le diera ni el sol… Ahí traía su tapa para arriba y para abajo… No le quitaba el ojo de encima…”, señala Renata.

Tras el arribo del personal de comercio, comenzó un largo y tedioso interrogatorio que incluyó varias cachetadas y palmadas en la cabeza de Enrique.

“Ellos (los inspectores) llegaron a la 1:15 ahí, y a las 3:15 aun seguían cacheteándolo, Para ese entonces los policías ya habían cedido el mando a los inspectores. Y los inspectores querían que él confesara que era repartidor de cerveza. Estaban aferrados a que él les dijera que a eso se dedicaba”, señaló.

“Su cerveza, esa que tanto cuidó, se la quitaron los inspectores. Según, era decomisada… y casi a las 4 am lo dejaron ir todo aporreado”.

- Advertisement -

“Kike después de eso ya no volvió. Lo dejaron muy lastimado, no solo fisicamente, él se sintió mal. Pensó que el Gobierno quería a como diera lugar exterminar el negocio de la patrona, lo cual te soy honesta, casi logran”. Señaló.

La Frutería Ramirez, se ubica sobre la Avenida Chopo casi esquina con Camino Real a Santa Rosa en la colonia Ébanos IX, y cuenta con todos sus permisos en regla.

Tras una serie de peticiones, este medio pudo corroborar lo que había ocurrido la madrugada del 25 de mayo, estableciendo en base a documentos dos versiones de los inspectores de Alcoholes.

En una acta de visita, que No esta foliada establecen que se encuentran en la puerta de la Frutería y narran que tras tocar a la puerta los atiende un hombre al que identifican como Enrique Tablilla

“Procedo a acceder por la puerta principal de dicho establecimiento, previa comprobación correcta del mismo, ello en virtud de sus numerales y nomenclaturas, lugar en donde soy atendido por una persona del sexo Masculino quien dió por nombre Enrique Tablilla manifestando que se ostenta como repartidor…” dice el documento fechado a las 2:39 de la mañana del 25 de mayo del 2020.

Según el escrito, el personal de comercio estaban realizando una inspección al Deposito La Patrona, ubicado en el 804 de la calle Chopo en la colonia Ebanos. Pero lo cierto, es que en ese momento todos se encontraban a por lo menos 10 kilómetros del lugar, en un predio baldío de la colonia Prados de Santa Rosa.

Otro documento al que tuvo acceso este medio, reveló el verdadero punto de la revisión a la que sometieron a Enrique.

“Siendo las 2:50 horas del día 25 de mayo del 2020 se procede a atender un reporte en el cual una unidad de policía con # económico 1382 y 1298 tienen detenido a un motociclista en calles de Rio Grande y Rio Tamesi, el cual tiene producto de cerveza de tecate ligth (sic) en lata en una cantidad aproximada de 2 tapas 24 el cual da por nombre Enrique Tablilla y comenta que trabaja para el deposito y frutería La patrona repartiendo producto a domicilio violando así el reglamento municipal #48 fracc. I, II, Y III por el cual se procede al decomiso del producto y levantamiento del acta oficial”, establece el segundo escrito.

“Estas actas me hacen recordar la famosa escena de la Película La Ley de Herodes…”, dice el jurista Esteban Quintanilla Roel. “Apodaca retrocedió en materia legal enormemente. Esta acta fue hecha por gente que claramente tiene otra intención… Así como aquella escena donde llega Juan Vargas al burdel a pedirle impuestos inexistentes a la dueña del lugar… “, señaló…

“Esta Acta, al igual que todo lo que hicieron con ese muchacho es ilegal.. Es más, cárcel alcanzan hasta los policías…”, señala el abogado.

“El acta dice que se esta violando el articulo 48 del Reglamento municipal… Pues si, pero, Apodaca debe de tener como 40 reglamentos… ¿Cúal de todos esta violando ? No dice… No precisa. Estas actas deben de estar Fundadas y motivadas… Y ésta es ambigua… No te remite a ninguna parte. Porque si me voy al Reglamento Orgánico de la Administración Publica Municipal de Apodaca el 48 dice algo muy diferente al tema de Alcoholes…”, estableció.

“La frutería puede incluso proceder legalmente en contra del Titular de Alcoholes. Estos son claros actos de Molestia, y eso sÍ esta penado. La autoridad debe respetar las normas y debe conducirse con respeto hacia los ciudadanos… El caso de la privación de la libertad de Enrique, es un acto cobarde. Ojalá y se tomen cartas en el asunto”, señaló Quintanilla Roel.

En los últimos días habitantes del municipio de Apodaca han denunciado al Director de Comercio, Alcoholes y espectáculos Juan Manuel Rodríguez Flores, de cometer actos de barbarie, robos y extorsiones. Como el hecho de haber clausurado una quinta de Huinalá donde se celebraba una fiesta familiar. Los integrantes de esa familia aseguraron que Juan Manuel Rodriguez, habría ordenado que todo el alcohol que se encontraba en esa casa fuera decomisado por sus inspectores.

Comentarios
Cargando...