Efectivos del Ejército tomaron el control de las Terminales de Almacenamiento y Reparto de Pemex ubicadas en los municipios de Irapuato y León, Guanajuato.
Esto acción forma parte de la estrategia implementada por el Gobierno federal contra el robo de hidrocarburos.
Al igual que como ocurre en la refinería de Salamanca, los militares realizan inspecciones a trabajadores, además, que revisan pipas y facturas.
Desde estas terminales se envía combustible a la zona del Bajío.

Entérate:
Es inconstitucional facultad de SHCP para ordenar bloqueo de cuentas bancarias