por redacción

Sin la apertura regular del poliducto de Salamanca, en Jalisco no podrá normalizarse la distribución de combustible para dar seguridad energética y de movilidad a 2.5 millones de automovilistas, advierte el representante de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros, Pablo González.
“A nosotros nos afecta porque en cuatro horas teníamos producto de Salamanca a aquí a Jalisco, y ahorita, el hecho de cambiar la perspectiva con rueda, con pipa, implicaría ahorita tener 400 pipas que vayan a Manzanillo 300 kilómetros y regresen, tardan un día”.
Reporta que de las 500 estaciones que hay en la Zona Metropolitana, 70 por ciento ha sido afectado por el cambio en la distribución.

Entérate:
MÉXICO NO DIMENSIONA TRATA DE PERSONAS: CNDH