No quieres leer? escucha la nota aquí!
Voiced by Amazon Polly

Mientras que para el PAN la decisión del TEE de dar el triunfo al PRI en Monterrey y Guadalupe es “el robo del siglo” en Nuevo León, para el tricolor es “justicia electoral”.

El Tribunal Estatal Electoral decidió, en su sesión que inició a mediodía, revertir el triunfo del panista Felipe de Jesús Cantú en la alcaldía de Monterrey y otorgárselo al priista Adrián de la Garza.

En la sesión, el TEE resolvió las 12 impugnaciones que se presentaron contra la elección en Monterrey y decidió que fueron suficientemente graves como para modificar el resultado de los comicios.

Cristina Díaz fue designada alcaldesa del municipio de Guadalupe por el Tribunal Estatal Electoral (TEE), que canceló el triunfo del panista Pedro Garza.

La decisión del TEE fue en base a las ocho impugnaciones contra el proceso electoral que se realizó el primero de julio y donde el panista obtuvo 75 mil 325 votos, contra 69 mil 744 de la priista.

Felipe de Jesús, candidato panista a la alcaldía de Monterrey aseveró que “No aceptamos de ninguna manera que con billetes puedan resolver en la mesa lo que se resolvió en las urnas”.

“No vamos a permitir este robo, vamos a todas las instancias y de manera penal haremos todo lo posible”, agregó Felipe.

El panista aseguró que los ciudadanos no se equivocaron al dar su voto y en ellos tiene la esperanza de un cambio para poder rescatar el ayuntamiento de Monterrey.

“Esto va a terminar con la paz social de Nuevo León, los ciudadanos no se van a quedar conformes con este fallo; el que les hayan robado su voluntad es algo que ofende, que altera, que enoja.

Entérate:
EL PRI SE ESCONDE Y ABANDONA SU COLOR TRICOLOR

“Pero sobre todo, es increíble pensar que este tribunal le haya dado al PRI, a ese partido que los ciudadanos mayoritariamente en todo el país no quieren y echaron fuera, las alcaldías de Monterrey y Guadalupe”, dijo el coordinador panista en el Congreso Local, Arturo Salinas Garza.

Salinas lamentó que los magistrados no justificaran su decisión. “Nula argumentación. Es clara  la consigna que tenían, ni matemáticamente anulando todas las casillas hubieran podido revertir el resultado.

“Creo que lo que hoy vimos es el viejo PRI  operando con presiones, con dinero, con favores. Es un claro robo  a la voluntad popular”, agregó.

El legislador calificó de ´terrible´ la resolución y aseguró que se vuelve a los capítulos amargos de la historia de México en los que con dinero se puede revertir el voto.

“Deben de tener miedo,  no solamente de lo que diga la siguiente instancia,  lo que digan los ciudadanos y lo que digan  las autoridades judiciales en contra de ellos. Son funcionarios públicos, también pueden ser juzgados, no tienen fuero”, aclaró.