No quieres leer? escucha la nota aquí!
Voiced by Amazon Polly

Hector Gutiérrez de la Garza y Felipe Enríquez, dos de los consejeros Nacionales del Revolucionario Institucional, pareciera que planean no dejar un solo pilar de pié dentro del PRI que se desmorona en Nuevo León, pues han realizado acuerdos con otros partidos para impugnar de manera directa e indirecta la curul entregada a La Secretaria General del PRI en Nuevo León, Lorena de La Garza, revelaron fuentes del organismo político.

HÉCTOR GUTIÉRREZ DE LA GARZA

Fuentes confiables del tricolor, señalaron que tanto Gutiérrez de la Garza como Enríquez, se han inconformado con la designación del Tribunal Estatal Electoral que benefició a la política regia.

“Ellos dos hicieron acuerdos con el Verde (PVEM) y con otros partidos, para que impugnaran hasta en el distrito de Lorena la diputación”, señaló el informante.

“Lorena no quiere desgastar al partido con este tema, no va a responderle a este par de “gangster” del PRI. Ellos no entendieron que ya su época pasó; que ahora el PRI quiere renovarse, que la gente no quiere a ese PRI viejo y corrupto, es lo mismo de siempre, ella bajará la guardia y si Enríquez y De la Garza quieren su curul, no se defenderá…Casi te puedo decir que se las entregará sin pelear”, señaló la fuente.

FELIPE ENRÍQUEZ

Horas más tarde de la charla con la fuente, la Secretaria General del PRI, Lorena de la Garza, emitió un comunicado en donde se decía sorprendida por el fuego “amigo”.

“Sorprendida, me entero que algunos militantes de mi partido, el Revolucionario Institucional, presentaron un recurso de inconformidad en contra de la decisión del Tribunal Electoral del estado que me acredita como Diputada Local”, señala el texto.

Entérate:
Anuncian Alianza por Escobedo

“En mi calidad de militante del PRI y como Secretaria General del mismo en N.L. (sic) es que no puedo prestarme a litigios jurídicos-políticos que sigan denigrando la imagen de nuestro partido”, estableció.

Lorena De la Garza, sentenció que en caso de causar efecto las impugnaciones de sus colegas priistas -de los que no reveló nombres- no se defendería.

“Son tiempos de unión para construir y no de pleitos para destruir. No seguiré el juego a quienes apuesten por ésto último y, por lo tanto, no responderé a esas intenciones en ningún tribunal”, concluyó la política.