No quieres leer? escucha la nota aquí!

Lo que pudo ser una extraordinaria intervención policial se convirtió en un conflicto laboral que culminó en una protesta entre policías en Escobedo Nuevo León, tras detener al padre de una policía que estaba secuestrado por un par de pistoleros en su propio domicilio.

Todo comenzó con una llamada de auxilio que atendió el grupo de Reacción de la policía municipal.

La llamada la realizaba una pareja de policías de esa misma municipalidad, que en ese momento se encontraban francos. El informante señaló que la pareja de policías eran advertidos por vecinos que en la casa de los padres de uno de los oficiales un grupo de hombres armados había irrumpido y tenían sometidos en el suelo a los padres del policía.

Los oficiales pidieron auxilio a los números de emergencia y realizaron llamadas a los mandos de la corporación escobedense para después, salir de su casa y trasladarse hasta la casa de sus familiares que eran agredidos.

Al llegar, policías y familiares sorprendieron en el interior del domicilio a dos hombres que sometían a una pareja. La víctima era el padre de la oficial Martha Ileana Hernández Hernández, quien permanecía hincado en el suelo…

“No supimos quienes eran las personas, cuando nos vieron entrar se sorprendieron y escondieron la pistola que llevaban… Vieron que en la calle había policías parados por lo que creo que se asustaron”, señaló Hernández.

“Nosotros nos quedamos sorprendidos por la acción de los dos hombres, les preguntaba que era lo que hacían ahí en la casa de mis suegros y solo se miraban uno a otro, a mi suegra la tenían encerrada en el baño de la casa”, señaló el oficial Erick Anselmo García Montes, quien es pareja de la policía Martha Ileana.

Entérate:
Irrumpen sicarios en domicilio y ejecutan a 3 en Monterrey

“Los policías activos ingresaron y realizaron su trabajo. Detuvieron a los dos hombres; a mi suegro lo trasladaron al C4 como víctima y ahí comenzó el calvario”, señaló García Montes.

“Resultó que de ser mi suegro una víctima de secuestro en su propia casa, de haber sufrido la irrupción de los dos pistoleros, el General lo puso a disposición del MP, por venta de droga y por haberse encontrado una pistola en la casa de ellos: si, la pistola que en todo momento ha dicho mi suegro portaban los pistoleros”, señaló el policía.

“Le reclamamos el porqué de su actuar y nos mandó encerrar para que no habláramos con nadie. Buscamos comunicarnos contigo y por fortuna tuvimos tiempo”.

La irrupción al hogar de los papás del policía escobedense fue reportada pasada la media noche de este lunes, en el numero 753 de la calle José María Cárdenas en la colonia Santa Lucía. En Escobedo Nuevo Léon.

Ambos policías que deberían de comenzar su turno este martes por la mañana, fueron confinados en el edificio policial y se les prohibió retirarse de las instalaciones por lo que fue necesario tramitar amparos.

Durante la mañana, dos de los policías captores de los pistoleros que irrumpieron en la casa de sus colegas, fueron también confinados en una oficina de la corporación ante un arrebato de un mando policial al que identifican como Coronilla.

“A los policías los están presionando para que declaren que los dos colegas traían armas y droga pero ellos no han aceptado declarar eso”, señaló el informante.

“A nosotros nos quieren fincar cargos por cualquier motivo”, dice la oficial Martha Ileana, “y no es justo, de haber sido víctima de un secuestro, ahora ese argumento es valido para que yo, mi esposo y los dos compañeros vayamos a perder nuestro trabajo pues nos están exigiendo que presentemos nuestras renuncias -voluntarias- y posiblemente hasta la libertad nos quieran quitar solo porque el Jefe de policía quiere quedar bien con su jefa”, estableció la oficial Martha Ileana.

Entérate:
Ahora empistolados asaltan La Bodega

Por la mañana más de una docena de policías se inconformaron por los tratos inhumanos a los que son sometidos, y reclamaron a los mandos los maltratos hacia sus colegas a quienes identifican como excelentes elementos y pidieron a la Comisión Estatal de Derechos Humanos su intervención.    

1 COMENTARIO

Deja un comentario