No quieres leer? escucha la nota aquí!
Voiced by Amazon Polly

La compra WhatsApp por parte de Facebook -y la caída global del servicio días después del anuncio, que dejó a sus usuarios sin poder enviar mensajes- desencadenó que millones abandonaran esa plataforma de mensajería instantánea en busca de una mejor opción. Y fue Telegram, el nuevo rival, el elegido. El servicio se diferencia de su competidor por ofrecer conversaciones secretas que se pueden autodestruir.

A las pocas horas de la sorpresiva caída, Telegram informaba vía Twitter que había conseguido casi 5 millones de usuarios nuevos y se posicionaba como la app gratuita más descargada en la App Store y Google Play en 48 países, destacándose Europa y Latinoamérica.

La cifra es llamativa para un programa que se estrenó en agosto del año pasado. Sin embargo, es insignificante si se la compara con los 450 millones de miembros activos mensuales que tiene WhatsApp, propiedad ahora de Facebook.

A través de esta aplicación gratuita se puede enviar mensajes, fotos, videos y documentos a las personas que están en los contactos del teléfono (y tienen Telegram). También se puede crear grupos de hasta 200 personas.

Telegram está basado en la nube y es fuertemente cifrado. Como resultado, se puede acceder a los mensajes desde varios dispositivos (incluidas las computadoras de escritorio) y compartir un número ilimitado documentos (doc, zip, mp3, etc.).  No tiene anuncios  ni cuotas de suscripción.

¿Quiénes son los desarrolladores?

Está apoyado por los hermanos Pavel y Nikolai Durov, conocidos a nivel mundial por ser los creadores de la red social rusa VKontakte.

¿Qué dispositivos son compatibles?

Está disponible gratis -y en español- para iPhone y Android.  También hay servicios no oficiales, incluyendo una versión web y aplicaciones de escritorio.

¿Cómo funcionan las charlas secretas?

Son para las personas que realmente quieren una mensajería segura. Todos los mensajes en los chats secretos utilizan un cifrado, lo que significa que sólo tú y el destinatario pueden leerlos, nadie los puede descifrar o interceptar. También se puede ordenar que se autodestruyan después de haber sido leídos por el destinatario. Con esta función, el mensaje desaparece de ambos dispositivos. Las charlas secretas no se almacenan en la nube.

¿Cómo autodestruir mensajes?

Para ajustar el temporizador,  hay que ir a Secret Chat Info y a continuación establecer el límite de tiempo deseado después de su lecura. En la pantalla de la conversación, podrá visualizar ese período establecido. Tan pronto se acaba el tiempo, el mensaje desaparece de ambos dispositivos y no deja rastro. El temporizador sólo se aplica a los mensajes que se envían después de ajustarlo.  No tiene ningún efecto sobre los mensajes anteriores.

Informacion:infobae

Entérate:
Los cibercriminales cambian al bitcoin por moneros

Deja un comentario